2.3.15

La democratización del e-commerce

La ampliación de la oferta y una mejoría en las operaciones son la base del crecimiento del e-commerce en Francia. Los franceses piensan ahora en este canal para comprar todo tipo de productos, algo que también empezamos a observar por aquí.



Crecer gracias a más actos de compra

Un artículo publicado en la revista LSA (ver aquí) descubre la caída de la compra media en las transacciones por Internet por debajo de los 80 euros. De manera acertada, y lejos de lanzar una voz de alarma, la publicación especializada en distribución encuentra que esto es síntoma de buena salud para el comercio electrónico, ya que esta caída del ticket medio no impide que el comercio electrónico siga creciendo a bien ritmo gracias al creciente volumen de transacciones.

La clave para el incremento de la frecuencia de compra reside en que las cestas incluyen ahora productos de compra más recurrente, aunque de un valor menor. Conclusión; los franceses ven en el e-commerce una alternativa real para comprar casi de todo, en un proceso de banalización (más bien de democratización) de esta manera de vender.

El comercio electrónico crece en todo el mundo y en prácticamente todos los sectores de actividad, lo que empezó siendo una opción solo para unos pocos avanzados, ahora lo es para un porcentaje mucho mayor de la población. No sé en qué parte de la curva de la teoría de la innovación estaremos, pero está claro que hace tiempo que dejamos atrás el tiempo de los innovadores, y quizás ya estemos instalados de pleno en la época de la mayoría avanzada.

Curva de ciclo de vida del producto según la teoría de la innovación

Motivos para el crecimiento

Según la CNMC, en España el comercio electrónico se ha recuperado tras los años duros de la crisis, y ahora vuelve a crecer a un ritmo superior al 25%. Aunque es cierto que la realidad sigue siendo muy dispar por sectores de actividad (y en esto la distribución alimentaria tiene todavía mucho camino por recorrer), no se puede negar que es claramente una actividad en desarrollo. Algunas de las barreras que lo frenaban han desaparecido, y otros factores lo están impulsando:
  • Las transacciones ahora son más seguras, o el comprador confía más en el canal, que para el caso es lo que de verdad importa. Al amparo de esta demanda de mayor seguridad han crecido negocios como PayPal.
  • La mejora en las operaciones logísticas junto con la extensión del cross-channel han abaratado el costo logístico para el comprador (abundan los servicios gratuitos) y mejorado la experiencia de compra al aumentar las opciones de entrega en tiempo y lugar. De esto precisamente los franceses -inventores del concepto Drive- saben algo (ver aquí post al respecto).
  • La incorporación masiva de operadores al canal, en muchas ocasiones al amparo de los market places (Amazon vende bajo esta fórmula 2.000 millones de productos en todo el mundo), y la ampliación de la oferta de los operadores que ya existían.
  • La incorporación de los nuevos dispositivos móviles que amplían las oportunidades de compra prácticamente a cualquier lugar y cualquier momento, y en España los internautas que compran con sus teléfonos o tabletas se acercan ya al 15%.
El fuerte crecimiento del comercio electrónico no es fruto de la casualidad, los retailers han innovado fuertemente para ampliar la oferta, mejorar la experiencia de compra y reducir costos para el comprador, en esta triple innovación reside este proceso de democratización del e-commerce.

Si te ha interesado este post, quizás también te interese:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada