20.1.12

Uniqlo no sorprende

En el post anterior mencionaba a Uniqlo como una de las marcas que están protagonizando el lowxury en retail al acercar productos de lujo a una parte extensa de consumidores. Esta semana he podido visitar una de las dos tiendas que la marca japonesa tiene en París, de esta visita os dejo algunas imágenes, notas e impresiones.
Uniqlo es productor y distribuidor de sus propios productos, actualmente está presente en 12 países diferentes, y en Europa la encontramos en Rusia, Reino Unido y Francia. Su filosofía consiste en hacer ropa que transcienda a cualquier categoría y clase social.
Su última apertura ha sido en la quinta avenida de Nueva York. La tienda que visité se situaba en la zona de Ópera, en pleno corazón comercial parisino, enfrente de los emblemáticos Galerías Lafayette, y cerca de Printemps. En París cuentan con otra tienda en la zona de La Défense.
Uniqlo hace productos básicos, nada que ver con la capacidad de estar cerca de las tendencias de moda de Zara o H&M, predominan los cortes clásicos y colores lisos, se puede ver algunas rayas y cuadros, pero son las excepciones.
La calidad del producto parece aceptable, destacando los componentes técnicos en algunos de ellos –como las prendas de interior- aunque no podríamos hablar de materiales de alta calidad. Sin duda sus productos estrella son las prendas de cashmere, con presencia transversal a lo largo de toda la colección, tanto en hombre como en mujer.
El diseño de la tienda también es básico,  en consonancia con la propuesta de los productos. Contribuye a este aspecto básico el uso casi exclusivo del blanco y el rojo, que la hacen un tanto fría y a la vez estresante por el abuso del color corporativo. La tienda cuenta con mucha iluminación general, sin que el producto tenga un tratamiento lumínico diferenciado.
El merchandising es igualmente básico, con mucho producto expuesto, a mi juicio abusando de los percheros (los “burros”) que dificultan el tránsito y la visibilidad del conjunto. La decoración de la tienda se basa en los tradicionales maniquíes, en fotografías de gran tamaño dispuestas en las paredes, en pantallas donde se emiten imágenes y mensajes, y en un display de fondo negro y letras rojas que recorre toda la tienda con mensajes, y que contribuye a la sensación de estrés antes comentada.
Arquitectónicamente lo más destacable es el atrio central que sí traslada una visión amplia de la tienda, y la presencia en él de la escalera que conecta el nivel de entrada con el superior. Esto me pareció lo mejor desde el punto de vista del diseño de la tienda. La fachada no llama la atención salvo por la presencia de varios logotipos de la marca en caracteres japoneses y occidentales (hacen mucho uso del logotipo en toda la tienda), aunque seguramente no habrían podido hacer nada más debido a normas urbanísticas.
El precio de Uniqlo es claramente superior al de otros competidores que también tienen una propuesta de moda de calidad a precios asequibles, incluso  estando en plenas rebajas, algunas prendas dan la sensación de estar algo altas de precio. Sí parece que en algunos productos de interiores con alto componente técnico el precio puede ser muy competitivo vistas las ventajas que prometen.
Por último señalar que no existen servicios destacables, salvo que también se suman a la tendencia de cajas con cola única.
En general la impresión que me llevé es que la marca japonesa presenta una proposición de valor un tanto débil en cuanto a la relación calidad precio de sus productos al no incorporar apenas diseño a sus prendas, ni tampoco destacar por la alta calidad de sus materiales (salvo excepciones). La compra en su tienda no puede ser calificada como experiencial, sobre todo después de que Abercrombie&Fitch haya puesto el listón tan arriba. Por supuesto que Uniqlo está muy alejada de la propuesta de precio de Primark. No me extraña que triunfe en mercados como el estadounidense o británico, donde los consumidores están en general más alejados de la moda, pero tengo mis dudas sobre si en España sería una fórmula de éxito rotundo; quizás lo podamos comprobar en el futuro.
¿Cual es tu opinión? ¿Crees que Uniqlo sí triunfaría en el mercado español?
Si te ha interesado este post, quizás también te interese:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada