17.2.16

Mobeye; espías del crowdsourcing

Mobeye es una aplicación móvil que recluta a compradores para que realicen misiones de control en punto de venta a cambio de una recompensa económica. Estamos ante una forma de crowdsourcing orientada para dar servicio a las marcas comerciales, pero que bien podría reorientarse al servicio de los retailers.



La semana pasada asistí al Retail Forum 2016 en el que el asunto estrella fue el big data. Aunque mi impresión fue que estamos en una fase inicial en el que hablamos mucho para aclararnos sobre su significado, alcance y utilidad, es innegable que una enorme cantidad de datos y rapidez en su captura y procesamiento son condiciones indispensable si de verdad queremos sentarnos a la mesa de este nuevo paradigma de futuro.

En este sentido va la oferta de Mobeye,  empresa Francesa que en su país de origen ya ha logrado enrolar a más 150.000 participantes (usuarios según su terminología) y a marcas como Nestlé, Heineken, Adidas o Sony, y que actualmente está abriendo mercado en España.

El funcionamiento es bien sencillo, la plataforma esta abierta a cualquiera y para participar solo es necesario descargarse la aplicación para smartphones (iOS y Android) y realizar el registro. A partir de ese momento el usuario recibirá propuesta de misiones basadas en su geolocalización; estas misiones no son otra cosa que visitas a tiendas para realizar un chequeo, cumplimentar un cuestionario sacar unas fotos y reportarlo todo para su supervisión.  Todo se realiza sobre la aplicación móvil, y es que Mobeye es una empresa 100% mobile, lo que facilita y abarata enormemente el proceso:

  1. reclutamiento indirecto mediante marketplaces de Google y Apple
  2. abaratamiento de costos al aportar los usuarios dos recursos fundamentales; su móvil y su línea telefónica
  3. máxima agilidad con reporte prácticamente en tiempo real, recogida y envío de información en una misma herramienta

Asegurar la ejecución en tienda de planes comerciales y de marketing se convierte muy a menudo en un gran quebradero de cabeza, hasta el punto de que los manuales de marketing recogen que dos decisiones relacionadas con el canal de distribución son la motivación y la evaluación por parte de los fabricantes del producto. Controlar la existencia del producto, el merchandising, la colocación del PLV o el trabajo de los promotores en tienda se ha realizado tradicionalmente mediante la propia fuerza de ventas o contratando los servicios de agencias especializadas. Mobeye significa una alternativa más (supuestamente) barata y rápida que estos medios tradicionales gracias a la implicación de este ejercito de espías dispuestos a cumplir sus misiones.

Mobeye está orientada claramente hacia los fabricantes de producto, pero creo que los retailers también podrían encontrar útil esta solución, al fin y al cabo ellos también realizan campañas comerciales y de marketing que requieren igualmente de supervisión. Recientemente he tenido que coordinar una campaña promocional en el punto de venta para el lanzamiento de un nuevo producto, mi capacidad de supervisión se ha limitado a visitar una docena de centros, desde luego que me hubiese sido muy útil tener a varios miles de voluntarios controlando esto en centenares de tiendas diferentes.

Y llevando la reflexión anterior un poco más lejos, ¿qué ocurriría si integramos esta manera de proceder como parte de un programa de fidelización? De esta forma logramos una participación directa de los socios en la marcha de la empresa en algo que les importa (y molesta) como es la puesta a punto de la tienda, y a cambio reciben una recompensa concreta. Pienso que sería una buena manera de fortalecer su engagement, y si además logramos cerrar el círculo haciendo que las incidencias más importantes lleguen de inmediato a un responsable del centro para su solución ¿qué más podríamos pedir?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada